¿Pañuelos y servilletas de tela o de papel?

 

José Eizaguirre

El concepto de huella hídrica es útil, por ejemplo, ante la pregunta razonable de ¿qué es mejor, usar pañuelos de papel que no hace falta lavar o usarlos de tela y tener que lavarlos? ¿Qué es mejor, usar una servilleta de papel y luego tirarla o usarla de tela y tener que lavarla?

Hagamos un sencillo cálculo, empezando por el caso de las servilletas. No entramos en el gasto de los materiales y recursos necesarios para producir tanto la de tela como la de papel, ni en la energía y detergentes usados en el lavado, ni en la energía necesaria para reciclar o tratar el residuo de papel ni en la contaminación producida por uno y otro proceso. Consideramos aquí únicamente el consumo de agua.

Según diferentes fuentes, la huella hídrica del papel es de unos 2.000 litros por kilo. Es decir, hacen falta 2.000 litros de agua para producir 1 kg de papel. Con este dato resultan 10 litros de agua para producir una servilleta de papel de, pongamos, 5 grs.
¿Y cuánta agua se consume para lavar -en lavadora- una servilleta de tela de, pongamos, 50 grs? En números redondos, una lavadora de 5 kg de carga consume unos 50 litros de agua por lavado. Si llenamos por completo la carga (cosa que siempre hay que hacer), resulta 1 litro de agua por cada 100 grs. de ropa, 0,5 litros de agua por cada servilleta. Comparándolo con los 10 litros de agua necesarios para producir la servilleta de papel, resulta una proporción 20 veces mayor. En números redondos, hace falta veinte veces más de agua para producir una servilleta de papel de usar y tirar que para lavar una servilleta de tela.

Este resultado no tiene en cuenta dos circunstancias: la huella hídrica de la tela (cantidad de agua necesaria para fabricar una servilleta de tela) y la diferencia de veces que se usa antes de lavarla y de desecharla (cuántas veces usamos una servilleta frente a un solo uso en el caso de las de papel).

Intentemos depurar el cálculo y vayamos con lo primero. Supongamos que la servilleta está tejida de algodón. La huella hídrica del algodón es de unos 10.000 litros por kilo. Esto supone que una servilleta de 50 grs ha necesitado en su fabricación 500 litros de agua (cantidad nada despreciable). Ahora tendríamos que “repercutir” estos litros de agua en cada uso y en cada lavado. ¿Cómo hacemos esto?

Estimemos la cantidad de agua que se ha necesitado para lavar la servilleta de algodón en toda su vida útil. Pongamos que la servilleta nos dura cuatro años, lavándola una vez a la semana, con diez usos por semana (si la usamos tres veces al día resultan 21 veces semanales, pero hagamos un cálculo conservador). Esto supone aproximadamente un total de 200 lavados y de 2.000 usos.

Si, como hemos visto, necesitamos 0,5 litros de agua cada vez que lavamos nuestra servilleta de tela, al final de los 200 lavados habrá empleado 100 litros de agua, que sumados a los 500 litros utilizados en su fabricación da un total de 600 litros.

Si en lugar de utilizar esta servilleta de tela, que nos ha proporcionado 2.000 usos, utilizamos 2.000 servilletas de papel de un solo uso, la cantidad de agua necesaria para fabricar ese papel sería de 20.000 litros (10 litros por cada servilleta, como hemos visto antes).

Ahora sí, comparamos 20.000 con 600 litros y la proporción resulta 33 veces mayor. Según estos cálculos, hace falta treinta y tres veces más de agua para producir una servilleta de papel de usar y tirar que para producir una servilleta de tela y lavarla a lo largo de su vida útil.

Vayamos ahora con los pañuelos. Un pañuelo de tela suele pesar 15 grs. y uno de papel 3 grs. Con estos datos, resulta que necesitamos 6 litros de agua para producir el pañuelo de papel y 0,15 litros de agua para lavar el de tela, una cantidad 40 veces mayor. Por tanto, necesitamos cuarenta veces más de agua para fabricar un pañuelo de papel de usar y tirar que para lavar un pañuelo de tela.

Pero, de nuevo, este primer cálculo ha de completarse con el segundo. ¿Cuánta agua ha sido necesaria para fabricar el pañuelo de tela? ¿Y cuántas veces usamos y lavamos un pañuelo de tela antes de desecharlo? Es difícil estimarlo, pero supongamos que lo lavamos después de cada uso y que nos dura 300 usos.

Suponiendo también que el pañuelo es de algodón, los 15 grs del pañuelo han supuesto 150 litros de agua empleados en su fabricación. A esta agua hay que sumar la gastada en cada uno de los 300 lavados de su vida útil. Volviendo a nuestra lavadora que emplea 1 litro de agua por cada 100 grs de ropa, resultan 0,15 litros por cada pañuelo. Multiplicado por 300 lavados salen 45 litros de agua utilizados en lavar el pañuelo a lo largo de toda su vida útil.

150 litros de agua en la fabricación del pañuelo más 45 litros de agua en todos sus lavados dan un total de 195 litros.

Si en lugar de utilizar este pañuelo de tela, que nos ha proporcionado 300 usos, utilizamos 300 pañuelos de papel de un solo uso, la cantidad de agua necesaria sería de 1.800 litros (6 litros por cada pañuelo de 3 grs.).

Ahora sí, comparamos 1.800 con 195 litros y la proporción resulta 9,2 veces mayor. Según estos cálculos, hace falta nueve veces más de agua para producir un pañuelo de papel de usar y tirar que para producir un pañuelo de tela y lavarlo a lo largo de su vida útil.

Nuevamente, estos son cálculos aproximados que, como hemos apuntado al principio, no tienen en cuenta otros factores (por ejemplo, el algodón orgánico necesita menos agua para su producción que el convencional). Habría mucho que matizar, pero incluso con matices vemos que las diferencias en cuanto huella hídrica son notables entre el papel de usar y tirar y la tela de usar y lavar.

Y, más allá de los cálculos, ¿qué nos dice el sentido común? ¿qué nos dice el corazón? Así, sin calcular mucho, ¿no es más sensato utilizar productos de usar y lavar que otros de usar y tirar? Si le preguntáramos a nuestra madre Tierra, con sus millones de años de sabiduría y evolución, ¿qué nos diría? Y aunque no tengamos el dato preciso, aunque nunca pudiéramos saber todas las repercusiones de nuestra forma de vida, aunque nos equivoquemos, ¿no es más satisfactorio intentar vivir de forma consciente causando el menor daño posible?

(Fuente imagen: Pixabay)

  1. […] ¿Pañuelos y servilletas de tela o de papel? […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: