Boletín Biotropía – Feliz Navidad, feliz futuro

Luz celestial 180The people that walked in darkness
have seen a great light;
and they that dwell in the land of the shadow of death,
upon them hath the light shined.

El pueblo que caminaba en la oscuridad
ha visto una gran luz,
y aquellos que viven  en la tierra de la sombra de la muerte,
sobre ellos ha brillado la luz.

Este texto del profeta Isaías, escrito hace casi tres mil años, que inspiró a Haendel un aria en la composición de su inmortal Mesías, en 1741, nos inspira hoy también para conectar con todos los seres humanos que, en todas las épocas y tiempos, caminan en la oscuridad y viven vidas difíciles. Con todos ellos nos alegramos por esta luz que se anuncia esperanzadamente y que el mundo cristiano reconoce hecha carne en un niño indefenso nacido en una aldea remota de Palestina.
¡Feliz Navidad, feliz futuro para todos!

(Si tienes 4 minutos, disfruta con este aria de Haendel en You Tube.)

Biotropía en la web
Esta semana son muchos los enlaces positivos y esperanzadores en el resumen semanal de noticias en Twitter. Entre otros:
En el nivel personal, consejos para el reciclaje casero de objetos inservibles, el testimonio de una neoyorkina que vive sin generar residuos, el caso de una empresa alemana que renuncia a los transgénicos debido a la exigencia de sus clientes y un vídeo de 4 min. de change.org con algunos logros de ciberactivismo durante 2014.
En el nivel público, normativas que contribuyen a la sostenibilidad: regulación del uso de bolsas de plástico en la Unión Europea, prohibición de fracking en el estado de Nueva York, estímulo al transporte público en Milán.
Y, como siempre, las páginas de Biotropía en Facebook y Paper.li. Y ahora también en Biotropía Práctica.

La cita espiritual. De un poema de Pedro Casaldáliga.

Sube a nacer conmigo,
dice el poeta Neruda.
Baja a nacer conmigo,
dice el Dios de Jesús.
Hay que nacer de nuevo,
hermanos Nicodemos
y hay que nacer subiendo desde abajo.

De esperanza en esperanza,
de pesebre en pesebre,
todavía hay Navidad.
Desconcertados por el viento del desierto
que no sabemos de donde viene
ni adonde va.
Encharcados en sangre y en codicia,
prohibidos de vivir
con dignidad,
sólo este Niño puede salvarnos.

De esperanza en esperanza,
de pesebre en pesebre,
de Navidad en Navidad.
Siempre de noche
naciendo de nuevo,
Nicodemos.

“Desde las periferias existenciales;”
con la fe de Maria
y los silencios de José
y todo el Misterio del Niño,
hay Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: