Etiqueta: Claves

Cada uno desde donde está y hasta donde puede

Parece un principio evidente que casi no habría que recordar. A nadie se le puede pedir que parta de una situación en la que no está, ni tampoco que llegue más allá de donde puede. Es verdad que siempre hay personas atrevidas y capaces que, con fuerzas humanamente hablando incomprensibles, van mucho más lejos de lo que la mayoría es capaz de alcanzar. Hay que alegrarse por esos "profetas radicales" -o el nombre que queramos darles-, porque su ejemplo nos pone en tensión (en el buen sentido) hacia esos comportamientos extremos. Pero sería erróneo y frustrante concluir que todos debemos comportarnos de la misma "heroica" manera.

La regla del 80 %

Toni Lodeiro, en las primeras páginas de su libro Consumir menos, vivir mejor (con un montón de ideas prácticas para vivir de forma más saludable, sostenible y solidaria) señala algunos consejos sobre “Cómo vivir a contracorriente sin amargarnos en el intento”. Uno de ellos es un principio interesante: Las mejoras hasta el 80 % de “lo ideal” son positivas. A partir de ahí, cada paso que damos nos resta más energía de la que nos aporta. Es verdad: cuando nos planteamos un objetivo hacia una vida más saludable, sostenible y solidaria, dar los primeros pasos resulta sencillo y fácilmente gratificante. Después cuesta algo más, pero seguimos recibiendo retornos positivos de nuestro esfuerzo. Hasta que llega un punto (este autor lo fija en torno al 80% de lo ideal) en que cada paso que damos supone un esfuerzo tal que ya no merece la pena, pues supone un desgaste desproporcionado, a costa de sacrificar otros aspectos.

¡Hagamos la prueba!

Daniel hizo propósito de no contaminarse con los manjares y el vino de la mesa real, y pidió al jefe de eunucos que le dispensase de esa contaminación: «Haz una prueba con nosotros durante diez días: que nos den legumbres para comer y agua para beber. Compara después nuestro aspecto con el de los jóvenes que comen de la mesa real y trátanos luego según el resultado». El jefe de eunucos aceptó la propuesta e hizo la prueba durante diez días. (Dn 1, 8.12-14). He aquí un texto no muy conocido de la Biblia. Daniel y sus compañeros proponen seguir durante un periodo de tiempo -en este caso, diez días- una dieta específica. Y luego evaluar el resultado y actuar conforme a ese resultado. El principio es antiguo como el mismo texto. Y perfectamente actual.

Aprender a vivir lleva tiempo

Sí, aprender a vivir lleva tiempo... y aprender a vivir de otra manera, más (por lo que supone de desaprendizaje del modo anterior). ¿Cuánto tiempo nos llevó aprender a vivir? (aunque en realidad estamos siempre aprendiendo). ¡Unos cuantos años! No pretendamos aprender a vivir de otra manera en unos meses. Como todo lo importante en la vida, esto lleva tiempo. No es fácil cambiar de mentalidad. Incluso una vez que hemos comprendido con la razón la necesidad de un cambio, todavía hay que esperar hasta que llega el momento oportuno para ponerlo en práctica.